sábado, 24 de diciembre de 2011

EL AJUSTE DEL MODELO

Negros nubarrones se ciernen sobre nuestras cabezas. Pasado ya el carnaval electoral, la delicada situación económica del país no puede seguir ocultándose. El gobierno tiene que admitir ahora que el modelo de endeudamiento y rapiña que implantó requiere de un ajuste.

En efecto, el crecimiento de la economía mundial llegó a su fin; la liquidez en el mercado financiero se esta acabando y ahora los organismos de crédito exigen a los países sobreendeudados que comiencen a enfriar sus economías y a pagar sus deudas.

El caso griego es un ejemplo, y a la Argentina pronto le tocará su turno.

La idea de que nuestro país esta “blindado” ante una crisis global no es más que una ilusión. No en vano la deuda externa nos encadena a los centros financieros internacionales, y no por nada nuestros gobernantes son los gerentes locales de ese poder mundial.

Y si bien es cierto que existen otros factores que inciden en la crisis; entre ellos la caída de los precios de las materias primas que exportamos y el debilitamiento de la demanda de nuestros principales socios comerciales; sus efectos no serán tan devastadores como la cuestión financiera.

Prueba de ello es que si bien el precio de la soja bajó, este aun sigue siendo bueno. Lo mismo pasa con nuestra relación comercial con el Brasil, la cual no ha variado prácticamente en nada a pesar de la devaluación del real.

Sin embargo para el año 2012 la Argentina deberá pagar 16.000 millones de dólares en concepto de vencimientos de la deuda externa; y para ello el proyecto del Presupuesto prevé el uso de casi 6.000 millones de dólares de las reservas del Banco Central, mientras que el resto será cubierto con endeudamiento.

De modo que el problema fundamental –aunque se lo trate de soslayar- esta en los pagos de la deuda que debe afrontar nuestro país. Deuda que, tal como lo dice la sentencia del juez Ballesteros, se ha comprobado que es ilegitima y fraudulenta; por lo cual su pago debería haberse suspendido hasta tanto no se determine que es lo que realmente corresponde pagar.

Esta pesada carga -que todos los gobiernos democráticos  han convalidado-, anula cualquier posibilidad de una política económica soberana y nos supedita a los dictámenes de los organismos de crédito internacional; los cuales  invariablemente le imponen a todo país endeudado medidas tales como la devaluación monetaria, el congelamiento de salarios y de subsidios, la paralización de obras públicas y de servicios asistenciales, y otras medidas de similar carácter recesivo.

Con esta situación el gobierno no tendrá otra opción que decirle a la gente que la fiesta llegó a su fin, y que los usureros vienen por su libra de carne.

Y esto hará caer también otra mentira: la del desendeudamiento.

En ese sentido el kirchnerismo se ha jactado de haber pagado gran parte de la deuda y de haber recuperado soberanía, cuando en realidad solo se estuvo pagando parte de los intereses de la misma, y ello contrayendo nuevas deudas; mientras el capital se refinanció bajo condiciones leoninas y los intereses impagos  pasaron a integrar el capital (anoticismo).

Se dio así la paradoja de que, a pesar de ser este el gobierno más pagador de nuestra historia, hoy la Argentina se encuentra mas endeudada que cuando asumieron los Kirchner.

Para colmo de males, la sangría monetaria que ocasiona el pago de esta deuda ilegitima nos ha hecho perder la oportunidad histórica de desarrollar el país con el ahorro interno; sin pedirle un peso a nadie, y sin darle facilidades desmesuradas a capitales foráneos que por lo general se llevan más de lo que dejan.

Lejos de hacer entonces lo que convenía a los intereses nacionales y al bien común, el gobierno aprovechó las buenas condiciones internacionales –el alto precio de la soja principalmente- y la disponibilidad de los fondos del Anses,  para pagar los intereses de la deuda externa y aumentar el gasto público improductivo; con lo cual pudo estimular el consumo y crear una prosperidad ficticia.

Ahora la crisis financiera internacional esta golpeando nuestras puertas y la fuga de capitales por el pago de la deuda se torna imparable. Eh aquí la causa verdadera de la inflación.

Sin embargo tanto los liberales ortodoxos de la pseudo-oposición, como los heterodoxos del gobierno, se niegan a admitir esto. Ambos pretenden encontrar soluciones operando sobre las consecuencias y no sobre las causas.

Los ortodoxos proponen poner fin a la expansión monetaria, devaluar el peso, y terminar con el déficit fiscal reduciendo los subsidios.

Mientras que los heterodoxos apuestan a sacrificar las reservas para mantener el precio del dólar y a aplicar severos controles cambiarios. En tanto siguen confiscando ahorros y metiendo mano en las rentas de los productores.  

En lo que coinciden ambos es en arreglar con el Club de Paris y normalizar las relaciones con el FMI para volver a tomar deuda; es decir en endeudarse para seguir pagando. Y esto es justamente lo que le interesa a los acreedores: que sigamos perpetuamente encadenados a la usura.

Por ello los nacionalistas, si es que queremos atacar el nudo de nuestros problemas económicos, debemos insistir con esta cuestión, es decir tenemos que reclamar la investigación de la deuda y la suspensión de su pago, pues como decía Alejandro Olmos “o se esta con el pago de la deuda externa y en contra del país, o se esta con el país y en contra del pago de la deuda”.


                                                          Edgardo Atilio Moreno

jueves, 15 de diciembre de 2011

REVISTA "MILO" Nº 5


El Circulo Nacionalista de Santiago del Estero acaba de sacar el número 5 de la revista “Milo”.
Esta edición incluye un muy buen artículo apologético sobre el tema del aborto, escrito por el Dr. Norberto Pablo Hatún; y unas interesantes reflexiones sobre la sociedad moderna, escritas por la brillante e ingeniosa pluma de Nestor Nuñez. Además nuestro camarada Enrique Marañon incursiona en la filosofía política, de la mano de la sana doctrina; y el ingeniero Carlos Zerda hace lo mismo en la geopolítica.
Estos son solo algunos de los temas tratados en este número. Al respecto es justo destacar que todos ellos son escritos de camaradas santiagueños, lo cual prueba que en nuestra provincia los nacionalistas estamos en condiciones de producir obras culturales de muy buena calidad.
Este tremendo esfuerzo editorial, que estamos seguros será registrado como un hecho notable dentro del periodismo político santiagueño, es acompañado por nuestra organización, así como por numerosos camaradas que generosa y humildemente hacen su aporte para que el nacionalismo siga haciendo sentir su presencia en Santiago del Estero.
No tenemos dudas que, tarde o temprano, los frutos de este noble emprendimiento podrán recogerse; y esperamos que el mismo sea complementado con el fortalecimiento de las herramientas políticas necesarias. En ese sentido, queremos dejar bien en claro que Fuerza Patriótica no cejará en su empeño por convertir al nacionalismo en una opción perfectamente posible y adecuada frente al Sistema de dominación y entrega.
     
                                                                                                                        

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Aviso

CENA DE FIN DE AÑO

Para el dia jueves 22 del corriente mes la conducción de Fuerza Patriótica  se encuentra organizando una cena de despedida del año.
Los camaradas interesado en concurrir a la misma deberan comunicarse para mayor información con la Dra Zulma Escobar Gorocito, o bien enviar un correo a zulmaescobar@hotmail.com

( Nota: La foto que ilustra el aviso pertenece al almuerzo de camaraderia del Dia de la Soberania.)
  

domingo, 27 de noviembre de 2011

Algo más sobre la democracia inmoral

Para quienes no aceptamos el concepto de que la democracia es “un estilo de vida” y la reconocemos sólo como una de las formas de gobierno, debemos aceptar que, en general, es la forma que el hombre moderno ha elegido como sistema político preferido. Sea porque no conoce otra, sea porque está convencido que es la mejor, o porque a lo largo de su vida fue educado en esa exclusiva dirección.

Quiénes sostenemos que la forma de gobierno debe ser propia de cada pueblo, conforme a su idiosincrasia, su tradición, su cultura o simplemente su forma de ser, entendemos en consecuencia, que cada pueblo debe encontrar en las distintas formas de gobierno o en la combinación de ellas, cuál es la que más lo ayuda a conseguir la justicia y el bien común. Una forma de gobierno puede resultar perfecta en un determinado país que privilegia las instituciones y un fracaso en otro donde lo que prima por sobre todas las cosas es el hombre, el conductor, el líder. Sea cual fuere la forma de gobierno, la misma debe estar iluminada por valores y principios religiosos y filosóficos que sí conforman un verdadero estilo de vida. Cuando estos no son tenidos en cuenta, esa forma de gobierno se degenera.

En el caso particular de Argentina, aunque los principales beneficiarios del sistema imperante se rasguen las vestiduras, la democracia tiene la particularidad de ser una tiranía disfrazada. En efecto, por esa peculiar inclinación de los argentinos hacia el autoritarismo, todos los gobiernos que se han definido como democráticos, han hecho todo cuanto han querido en el ejercicio de sus funciones sin ningún tipo de límites ni controles. Los únicos límites que a lo largo de nuestra historia tuvieron los gobiernos democráticos, han sido los golpes de estado cívico militares, ya que la costumbre de la democracia en Argentina, consiste en que, al llegar al poder, el Ejecutivo elimina todo tipo de limitaciones, controles o resistencias que puedan surgir de los otros poderes. Así modifica la conformación de la Corte Suprema poniendo jueces adictos, y en el caso del Congreso, comprando voluntades de los representantes de la oposición. Por sólo mencionar los ejemplos de la época moderna, podemos decir que esto ha sido así en los gobiernos de Alfonsín, Menem, De La Rúa y los Kirchner. Es más, en el imaginario colectivo se ve como una fortaleza que el poder Ejecutivo logre sacarse de encima los controles de los otros poderes. No importa la trampa que se haga si aparentemente todo es legal. No importa si para obtener un rédito político se extorsiona a un juez con una carpeta de contenido escandaloso. Es lo que en el sistema suelen llamar “construir el poder”.

Y no vengamos con que somos una democracia joven, que tenemos mucho que aprender de los errores y toda esa cantinela, porque eso no es cierto. La cultura de los argentinos, su idiosincrasia y su forma de ser, nos indican que la democracia en la Argentina más que una forma de gobierno es una forma muy eficiente de hacer pingües negocios desde el poder y beneficiar a la clase política de turno. De ahí también, la explicación de que la democracia en nuestro país se agote en la lucha por el poder.

Esto provoca que la revolución anticristiana (que en extrema síntesis busca apartar al hombre de vivir como Dios manda), encuentre en políticos inescrupulosos o corruptos a los cuales sólo les interesa el poder para enriquecerse, el campo propicio para avanzar sobre los valores éticos y morales de ese pueblo. Y esta deformación está tan arraigada en nuestra cultura que quienes resultan perjudicados por este sistema, aceptan con resignación las arbitrariedades e injusticias… “pero por suerte estamos en democracia”, aducen.
En el caso particular del gobierno que hoy “conduce” los destinos de la Nación, podemos decir que, en su seno, tienen lugar absolutamente todos los abusos y arbitrariedades y no hay mecanismo que se le oponga o logre detenerlos. En efecto, si lo expresado no fuese cierto ¿cómo pueden explicarse o justificarse los casos de corrupción más resonantes como los de Zaffaroni, Schoklender, Jaime, Bonafini y otros tantos y no pase absolutamente nada porque el juez actúa conforme con las órdenes que recibe del poder ejecutivo?.

¿Cómo se explica que el gobierno haya elaborado una política de derechos humanos para encarcelar militares y dejar en libertad a terroristas y asesinos y cuente con el apoyo de los jueces para hacerlo?. La sola aceptación de dicha política por parte de los jueces adictos al gobierno de turno descalifica por completo lo que debería ser una democracia.

¿Cómo podemos entender siquiera que los periodistas amigos del gobierno, conduzcan por el canal público de TV, un programa cuya única finalidad sea desprestigiar y vituperar a los colegas que trabajan en medios “supuestamente”, contrarios al oficialismo. ¿Cómo entender que expongan fotografías de periodistas opositores en la vía publica y se invite a la población a escupir sobre las mismas para expresar su repudio?... No señor, esto no es democracia, esto es inmoralidad. Y más inmoralidad es que la corporación periodística, en una actitud mediocre y cobarde, no haya salido con toda vehemencia a reprobar el exceso ni a defender a sus colegas. Por el contrario, la mayoría opta por el individualismo egoísta y nadie dice nada. Nunca antes la corporación periodística había perdido tanto prestigio y credibilidad.

Ante tantos abusos y arbitrariedades, debemos intentar una salida distinta. Ya no se trata de que volvamos a lo viejo y que otra vez el poder militar retome sus rutinas de interrupciones “democráticas”, se trata simplemente que los argentinos encontremos los mecanismos que nos permitan abordar una forma de gobierno que nos asegure la justicia y el bien común y, a la vez, controle de manera más eficiente la probable corrupción en la que pudiesen incurrir algunos de sus funcionarios o dirigentes.

O sea, que lo que aquí se está diciendo es que lo que está mal en la Argentina, es el propio sistema político y es lo que debemos cambiar para poder aspirar a ser un gran país que esté a altura de nuestros orígenes Cristiano Católicos y de todas las riquezas con que fue bendecido.

¿Pero cómo cambiar un sistema político si antes no reencontramos al hombre –sujeto principal por el cual funciona ese sistema-, con sus verdaderos orígenes, sus raíces que le dan sentido a su vida?.


Si convenimos en que es el hombre moderno quien está mal porque se ha alejado de Dios y ha establecido sus propias reglas éticas y morales, seguramente también convendremos en que si recuperamos al hombre estaremos recuperando todo lo que él es capaz de generar.

En tal sentido, se hace necesario volver a restaurar todos los valores espirituales, morales y culturales que la revolución anticristiana ha trastocado, subvertido y desnaturalizado. Un hombre que no cree Dios ni en la familia, que procura el aborto, la eutanasia y fomenta la homosexualidad no puede nunca jamás conducir un sistema político virtuoso que tienda al bien común. Debemos volver a los valores permanentes.

Y en cuanto a lo político, debemos cambiar el sistema de representación único de los partidos políticos que históricamente han dividido a los argentinos, por otro en el cual estén representados realmente todos los sectores que conforman la sociedad. Sólo un sistema integral, que se organice a partir de la familia, donde estén todos representados por lo que son y por lo que hacen, integrados en un sistema, dará participación verdadera al pueblo desde la familia al municipio, incorporando la actividad real a la vida política y no la ideología. Hoy gobierna una sola corporación: la política, que pone jueces y hace las leyes a su antojo y según sus necesidades. Una corporación monopólica y oligárquica cuyas únicas disputas internas son el espacio de poder y los dineros mal habidos que ese poder genera.

El sistema de representatividad de los cuerpos intermedios que debe organizarse desde abajo hacia arriba y que no es perfecto, asegurará una mayor y mejor participación de todos los sectores y controlará más eficientemente la posible corrupción.

Si tuviésemos que sintetizar en un sólo párrafo la propuesta que estamos formulando, podríamos cerrar diciendo que, a la revolución anticristiana que a lo largo de muchos años fue provocando la decadencia argentina, debemos oponernos con una contra revolución, esencialmente Cristiana, que nos permita recuperar la recta concepción de la persona humana y un sistema político que asegure la búsqueda del bien común permanente.

¡Por Dios y por la Patria!
Hugo Reinaldo Abete

Ex Mayor E.A.

sábado, 19 de noviembre de 2011

20 NOVIEMBRE 1845-2011 "DIA DE LA SOBERANIA NACIONAL”


Un aniversario más de aquella gloriosa jornada de la "BATALLA DE LA VUELTA DE OBLIGADO"el 20 de Noviembre de 1845 cuando el coraje, el ingenio, el valor unidos al sagrado Amor a la Patria, de los criollos se impuso al atropello de la poderosa flota anglo-sajona.
Así con sagre y sacrificio se inmolaron aquellos hombres cuyos sueño era solo la integridad de su tierra. 
SU SOBERANIA. Esa Soberania que no se declama sino que se ejerce. Esa Soberania enterrada en las entrañas de la Historia. La que forjaron  los grandes y nos dejaron como herencia de un pasado de LIBERTAD. La que nos permite respirar el mismo aire a todos los argentinos cubiertos por el mismo cielo celeste y blanco.
Hoy a 166 años  de aquella epopeya, la PATRIA ha perdido su SOBERANIA. Ya no es la altiva guerrera de Obligado, sino la ultrajada esclava de intereses espureos y condicionantes. Se elevan timidas voces de protesta ante el desafio agraviante de los poderosos del mundo, ladrones no solo de la SOBERANIA territorial, sino de la "soberania moral"último baluarte en la defensa de una Nación que supo ser"SOBERANA”.
Esa  misma Nación que en 1982 recuperó con fiereza y valor su SOBERANIA ultrajada durante 150 años por los mismos enemigos, por la misma prepotencia, por la misma avaricia… 
Así, durante 74 dias a costa de muerte, dolor y coraje, la Argentina recuperó para siempre, aquella SOBERANIA por la cual lucharon los HEROES DE LA VUELTA DE OBLIGADO.
Pero no alcanzaron para restituirle su “soberania moral”
ensombrecida por una democracia mal interpretada, unas instituciones vulnerables al poder,una ciudadania confundida por los medios mercenarios y un desprecio culpable hacia quienes siguiendo su bandera, lo dieron todo.
A treinta años de la Gesta en medio de tratados y documentos, la verdadera SOBERANIA argentina, la ejercen la Cruces de Darwin,  el manto de la Virgen de Lujan, las heridas de los VGM, el espíritu de los que no quisieron sufrir el olvido, las mujeres que en silencio y ejemplo respiran el aire glorioso de la Victoria personal de sus hombres…
Pero la “soberania moral”sigue atropellada por Tratados inicuos, por escritores pedantes, por comunicadores oportunistas, por revanchismos, por sembradores de odio y venganza encaramados en puestos claves, por comodidad, por ambición, por desidia, por “plata”…
Sin moral ningun pueblo alcanza su plena SOBERANIA. Si se pretende servir a la verdad exhibiendo inhumanamente las heridas purulentas de una guerra. Si se rebaja a sus hombres con expresiones discriminatorias. Si con autosuficiencia se desnudan secretos en demostración de una ignorancia culpable ante un enemigo sagaz y artero acostumbrado a la prudencia y a la acción, jamás se conseguirá la catadura moral que lo haga SOBERANO ante el mundo. Vendrá un príncipe a visitar sus posesiones, se seguirá explotando el petroleo y la pesca, se extenderan las 350 millas, el pais ribereño engrosará la lista de territorios de ultramar y a diferencia de las cadenas que detuvieron la osadia, aquel 20 DE Noviembre de 1845, la ARGENTINA a los 30 años de su VICTORIA, escondida en MALVINAS seguirá ejerciendo su SOBERANIA en el cielo, el mar y la turba atados en una cadena infranqueable de Rosarios que ningun poderoso podrá traspasar.
Por sagrada coincidencia en este “DIA DE LA SOBERANIA NACIONAL” CRISTO REY, nos mostrará su grandeza como único SOBERANO de todas las Naciones y ante EL elevemos nuestras súplicas en nombre de todos aquellos que como EL en JERUSALEN, lloramos sobre la PATRIA desolada.
¡¡¡ MALVINAS, VOLVEREMOS !!!
   
MARIA DELICIA REARTE DE GIACHINO
DNI 1605228

domingo, 6 de noviembre de 2011

PROGRESISMO ES DINERO*

Por Nestor Nuñez

El mundo progre estuvo encantado (feliz de la vida, en realidad), cuando se supo que Hebe Pastor de Bonafini había adoptado casi como un hijo a Sergio Schoklender. ¿Has visto, Martita, qué bien?, se decían las vecinas. Despojada de todo prejuicio, la dulce Madre de Plaza de Mayo que supuestamente perdió sus hijos durante la dictadura, quería adoptarlo como propio. Todo un acto de amor, ¿vio? Para peor, transgresor, porque mire que venir a adoptar una madre, justamente a un muchacho que había matado a los suyos en circunstancias tan sangrientas. Ante cualquier pensamiento malsano, la mayoría se inclinaba por poner el acento en la redención, al final de cuentas Schoklender ya había pagado su deuda con la sociedad, la cárcel sirve pasa eso, ¿no?
Pero el hombre sólo quería plata, dinero, mosca, biyuya, coshque. Los billetes contantes y sonantes, como se vio mucho después, cuando la situación se hizo tan insostenible y los desmanejos eran tan evidentes que hubo que echar mano del último recurso que quedaba, echar de la casa al hijo, acusarlo de haber sido el único culpable y argumentar que en realidad había estafado a las pobres viejitas que un mal día confiaron en un maligno estafador.  En adelante las dulces ancianas empezaron a tratarlo como el parricida. Ya no lo nombran, ahora es simplemente el parricida.
Pero, vamos, el que avisa no es traidor, con la historia que los hermanos Schoklender traían encima, lo dudoso hubiera sido que se comportaran de otra manera. Mucho más en una posición como la que los pusieron, administradores de una empresa que usufructuaría de contratos con el Estado sin pasar por una previa licitación o concurso de precios. “Si se atrasaban los pagos, hablábamos con Néstor y problema solucionado”, ha confesado hace poco el parricida. Era una cuestión de amigos, che.
En esta parte del planeta, la humanidad ha venido a dar con una de las verdades fundamentales de la vida, que el hombre se mueve por dinero, dinero y solamente dinero. Ni el amor ni el odio, ni la religión ni el ateísmo, ni una mujer ni su recuerdo. Ni mucho menos un partido, una ideología, haga el favor, a quién se le ocurre. Solamente estando loco alguien se dejaría matar para defender los sacrosantos derechos del mercado liberal o porque alguien no acató la ley de la justa repartija de los excedentes de la producción entre los trabajadores.  Ni por John Maynard Keynes ni por Karl Marx.
Mucho menos por el pobre discurso progresista que ofrecen los rejuntados actuales, menemistas culposos, frepasistas pre y post chachistas, radicales de Yrigoyen, de Balbín y ¡de Fernando de la Rúa!, viejos duhaldo menemistas y modernos duhaldistas puros, abortistas convencidos de todos los abortos menos del suyo propio, socialistas de la primera, la segunda y la tercera hora, eutanasistas filo nazis aunque no lo reconozcn, viejos jefes de la Side devenidos en gobernadores rionegrinos, alfonsinistas del padre, del hijo y del Espíritu Santo, antiguos montoneros arrepentidos y arrepentidos de su arrepentimiento, verdaderos y falsos gays, lesbianas, lesbianos, transexuales y todas las variantes habidas y las que falta clasificar todavía, periodistas que escribían prólogos para libros de militares aeronáuticos, erpianos que se quedaron sin una Cuba que los apoye.
Todos van por la plata, por el dinero, la biyuya, los mangos, el dinero. La guita, en una palabra. Porque si no, no se cree lo de Amado Boudou, que pasó del liberalismo de la Unión de Centro Democrático, al más puro kirchnerismo, sin ninguna escala en algún tipo de arrepentimiento. Sin que nadie le reclame cómo hizo para pensar tan distinto de un día para el otro, qué libros leyó, quiénes lo convencieron tan rápidamente, qué vio en este gobierno que lo obnubiló de tal manera que, de un día para otro, pasó a esconder todos los libros de Adam Smith bajo la mesita de luz del departamento de Puerto Madero.
Todos están por la plata. Si no, no se explicaría que tantas oficinas de derechos humanos premien -con dinero, ¡obvio, amigo!, nadie quiere medallas o condecoraciones- a quienes también atentaron contra la democracia sacrosanta que gobernaba el país entre el 73 y el 76. Damnificados por el bombardeo a Plaza de Mayo en 1955, hagan fila por aquí así pasan a cobrar por aquella ventanilla. Primos segundos de un amigo que desapareció en el 77 pero que finalmente estaba vivo, en la ventanilla de más allá.
Cada vez que aparece un damnificado de aquellos años, gordo, pelado, carcomido por los años, el Estado ya sabe que tiene que desenfundar la billetera. La asignación universal progresista alcanza para todos. Hay manteca para tirar al techo. ¿Usted hizo la conscripción y dice que un cabo lo miraba mal? Venga mañana, inicie un expediente y el mes que viene lo hacemos cobrar. ¿Una vez lo hizo hacer salto de rana? Doble indemnización entonces.
Los progresistas argentinos solamente quieren dinero, ni revolución ni patria socialista, ni mucho menos, muerte a la oligarquía.
Ahora la oligarquía son ellos. 

*Publicado en Revista Milo Nº4

jueves, 27 de octubre de 2011

EL BLOQUE


Por: Guillermo Rojas

Cada día que pasa el Régimen nos da más la razón sobre lo que venimos diciendo de él desde hace años. Forma un solo bloque donde la pelea no es ya ideológica o basada en cuestiones de principios inamovibles.Solamente se dirimen cuestiones de poder personal y de intereses particulares.
Y justamente venimos diciendo que los representantes de ese Sistema  suelen emplear políticas supuestamente diferentes o con rótulos distintos para lograr finalmente idénticos resultados que acrecientan el caos que representa la democracia de masas, la expoliación del capitalismo y finalmente la destrucción de la cultura ejecutada mediante el denominado progresismo.

El partido del Sistema

En Argentina, hoy luego de las elecciones, tenemos a la vista los guarismos de esa concentración enorme de poder al servicio del Sistema, más allá del eventual fraude, del cálculo amañado de los porcentajes desde la reforma del 94, de la abstención y el voto en blanco.
Según los resultados de la última contienda electoral, la ciudadanía argentina adhiere en un casi 90 % a diferentes partidos que en realidad no son otra cosa que lo mismo con diferente rótulo o nombre de fantasía, a quienes solo los separa interpretaciones sobre las formalidades mediante las que se instrumenta el mencionado Régimen. Los divide solo el mayor o menor integrismo con el que profesan la fe democrática y la mayor o menor radicalidad con que adhieren al ideal marginalista del denominado progresismo o las variables mas o menos humanas del capitalismo. Preguntaría yo cual es la diferencia entre kirchnerismo, Binner, Alfonsin o la Carrió. Para la ciudadanía votante serán más o menos simpáticos, más o menos ladrones, darán mas o menos dádivas, tendrán diferentes nombres, pero en lo fundamental todos defienden la misma cosa.Podríamos rotularlos como la izquierda del Régimen
Los representantes de la derecha dentro de ese Sistema se han visto reducidos a la más mínima de las expresiones e incluso los mas importantes como Macri han pactado con el kirchnerismo en aras de los negocios internacionales familiares. Muchos de los votantes del PRO en Capital Federal indudablemente han votado a Binner, Carrió o Cristiina en el orden nacional, como marca la inclinación al progresismo sociológico de muchos de los votantes de ese distrito (progresistas en las costumbres y en la forma de vivir aunque no hagan profesión de fe ideológica).
La derecha liberal, conserva y goriloide ha quedado reducida a la nada si es que antes de las elecciones  era algo mas que meras campañas de acción psicológica por Internet a favor de Duhalde…Cómo sería su situación para optar por semejante esperpento que solo obtuvo el 7% de los votos y que tampoco se encuentra libre de las lacras morales e ideológicas de sus contendientes circunstanciales
Por eso decimos que hoy por hoy el sistema ha devenido en un bloque con diferentes líneas internas todas compitiendo a ver quien es mas democrático, quien adhiere mas y mejor al dogma de los Derechos Humanos. Quien es en definitiva más progresista.

Un caso emblemático

Un capitulo aparte merece la izquierda pura y dura que hoy ha quedado reducida a los personajes del trostkismo, que en estas latitudes siempre fuera el niño bobo de los grupos  y grupúsculos marxistas. Pese a quererse siempre diferenciar de entre ese conglomerado tanto por sus posiciones ultraístas como por sus teorizaciones aberrantes hoy también han sido integrados al bloque sistémico, mas que nada por que a la caída del universo comunista en 1989 y después  de 20 años, curiosamente sus postulados marginalistas en cultura son ampliamente funcionales al Sistema y por que pone en la lucha a favor de los mismos un empeño y militancia digna de mejor causa. Son la cara utopista e idealista necesaria para que el Sistema “venda” su mercadería averiada a una creciente franja de analfabetos culturales a los que un marxismo tosco y resentido le viene como anillo al dedo, al mismo tiempo que las exquisiteces ideológicas de los teorizadores e intelectuales de la ultra izquierda hacen capote dentro de las universidades totalmente cooptadas desde antaño por grupos de esta tendencia mas o menos virulenta
Posiblemente ni los propios adherentes trostkos sepan que están militando a favor de una estrategia que Norteamérica estableció en 1974 como es el caso del control de la natalidad y el aborto  libre y gratuito( Memorandum 200) o que abogan por la destrucción del principio de autoridad con el que se mantiene la cohesión de un Estados Nación. Tal destrucción y debilitamiento es el ideal del mundialismo, como gusta a los epígonos de la Globalización. Odian a los militares y a lo militar, basándose en la teología  Derecho humanista, así convienen a la estrategia de desarmar a  a los países periféricos que va en favor de un solo “Sheriff Global” que ya sabemos quien es y como actúa, especialmente si esos países son "no confiables" para el mencionado Sheriff, como es el caso nuestro que protagonistas antaño de una guerra contra Inglaterra  , aliado privilegiado del Sheriff...
Difunden en muchos casos la moda del indigenismo con la que se predica  nuestra disolución como Nación soberana en base a la división artificial racista y la segregación  territorial, con ideas y métodos importados de la Rubia Albión.
Son hoy en día los militantes del caos y eso es funcional a mantenernos en perpetua desorganización y la desorganización a su vez favorable  a la confusión y a la no resistencia a las estrategias del Poder Mundial. Uno de los motivos por el cual la gente no lucha o lo hace bajo banderas absolutamente inconducentes es la total confusión en la que navegan.

Soft Power

Por ello no es extraño que los medios de comunicación hayan dado cabida a los ruegos de un votito por el amor a Marx encarado por Altamira- Wermus y su ladero el Chipi Castillo a quien sintomáticamente también una editorial del sistema le ha publicado un libro en relación a la  izquierda y la democracia. No hubo programa de la TV basura que no tuviera como invitado en sus mesas surrealistas al mendigante Wermus, pidiendo el premio consuelo de una banca en el Congreso
Bueno es aquí puntualizar que el trostkismo ha reemplazado a Franja Morada en los centros de Estudiantes de diferentes universidades y ha entrado en la lógica de desgaste del Sistema, van a tener que gestionar en lugar de perorar desde fuera y van a tener que  corromperse en contacto con la gestión, pues todo el mundo sabe que los centros de estudiantes son el preámbulo, el lugar donde hicieron sus primeras armas en el curro muchísimos políticos hoy gobernantes. No creo que estos zurdos sean la excepción después de haber visto lo actuado por Hebe y su banda. Están siendo domesticados por el  Soft Power, como antes lo fueron diferentes versiones de la izquierda hasta ser integradas al Sistema. Hoy gobiernan, sin dramas por parte de los capitalistas y banqueros que los tienen de amigos y los financian en muchos casos desde EEUU.

Resistencia integral. Paradoja cómica

Con este cuadro muchos se desaniman, bajan los brazos y exclaman nuevamente que no “hay nada que hacer”, los vemos a diario. A ellos les decimos que tienen  razón en términos de pensar que se puede hacer algo dentro del Régimen. Votar por tal o cual partido o tal o cual personaje mil veces fallido es  francamente ridículo, como seguir sistemática y permanentemente optando por el mal menor cual es la tesis burguesa mil veces fracasada de la jerarquía católica cuyo abanderado mayor es el Card Bergoglio Como creer que lo único no negociable con el Régimen es la temática de familia y vida: Lo demás: la herencia cultural argentina, la intangibilidad de su territorio, la entrega de nuestro patrimonio al capitalismo global y la usura mundial entre otras cosas que me vienen a la mente ahora, seria algo negociable.  Francamente para llorar.
Desde el Sistema recuperar la Patria es quimérico, lo único que queda es la resistencia, la ruptura con el statu quo, la construcción política de otro espacio donde se combata a favor de la Argentina y por la Revolución Nacionalista. Es lo que estamos haciendo en absoluta soledad y con la incomprensión y el descompromiso de muchos. Con poquísimos recursos, casi con nada. Tratamos de ocupar un lugar vacante, un espacio vacío, el de la Resistencia que tarde o temprano deberá existir si queremos salvar a la Argentina de su final desaparición.
Si antes el actual sistema de pensamiento del Régimen era la denominada contra cultura hoy a tenor de lo dicho nosotros somos la contra cultura. El discurso hegemónico politicamente correcto es el del progresismo marxistoide, la ortodoxia pública del poder. 
Para aquel que le gusten los juegos dialécticos, en definitiva,  en términos de lucha contra lo establecido, resistencia y ruptura (no en términos de ideología lógicamente) hoy nosotros seriamos la izquierda. Paradoja que no deja de ser graciosa. Hasta la proxima

jueves, 20 de octubre de 2011

ANTE LAS PROXIMAS ELECCIONES*


Este 28 de octubre el pueblo concurrirá nuevamente a las urnas; de modo que una vez más tendremos que soportar ese carnaval obsceno y oneroso que la partidocracia nos impone periódicamente.

Conforme lo dicta el mito de la Soberanía Popular -según el cual el origen del poder y de la autoridad radica en la multitud-,  los candidatos que resulten elegidos estarán legitimados de ahí en mas para hacer lo que se les venga en ganas, así sea derogar la ley de gravedad; y sin lugar a dudas serán los más idóneos gestores del Bien Común, dado que como es sabido “el pueblo jamás se equivoca”.

En realidad aunque resulte antipático tenemos que decir lo que siempre decimos en estas oportunidades: que el electorado será engañado y manipulado.

Como en cada elección, se le hará creer al pueblo que es el soberano, que elige de verdad, que ejerce el gobierno a través de sus representantes, y que estos obedecen un mandato popular.

Nada de eso es cierto. Ni existe tal soberanía, ni hay verdadera libertad de elección. Todo esta viciado por el engaño y la extorsión; y todas las opciones que se le presentan al ciudadano no son otra cosa que más de lo mismo.

Nadie que no salga de las mafias partidocraticas tiene en este Sistema opción alguna de ser elegido. Ese es el modo por el cual una casta oligárquica de gobernantes irrepresentativos se asegura la permanencia en el poder, y la impunidad para consumar toda clase de latrocinios y tropelías en nombre del pueblo.

Y no solo eso, con este aval electoral los sátrapas que nos gobiernan también se consideran legitimados para terminar de descristianizar al país imponiendo una serie de leyes impías y contrarias al derecho natural; como ser la legalización del aborto.

Si triunfa el oficialismo, como parece ser que sucederá, la profundización de la decadencia moral, el robo, y la entrega del patrimonio a la usura internacional; estará garantizada.
Por otro lado el arco pseudopositor, que va desde el liberalismo macrista al socialismo de Binner, pasando por el socialdemócrata Alfonsin (h), ni siquiera tiene diferencias accidentales con el gobierno, solo espera recoger algunas migajas del festín de los triunfadores.

Tampoco el llamado peronismo federal –en evidente descomposición- representa algo que minimamente valga la pena, su difusa percepción de lo nacional se esfuma y se malogra por la innobleza de sus dirigentes.

Por su parte la ultraizquierda - un rejunte de sectas burocráticas y electoraleras-, solo tiene para exhibir su fracaso histórico y su dialéctica funcional al Sistema.

Con este panorama no hay dudas que pasado el ritual electoral todo ira de mal en peor.

Por supuesto que más allá de cualquier resultado los portavoces del Sistema dirán que los más importantes fue que la participación del electorado sirvió para fortalecer las instituciones y consolidar la democracia. En otra palabras, que en nada importa que los vencedores de la carnestolenda electoral sean unos tránsfugas delincuentes y vendepatrias; lo importante es que con cada elección  se consolida la democracia y que de ese modo el ciudadano puede seguir votando y eligiendo indefectiblemente a  los sucesivos crápulas que los gobernaran in secula seculorum.

Y es cierto que votar consolida al Sistema, y ello por la sencilla razón de que no existe ninguna opción que no sea una variante más de aquella que ya nos gobierna.

Todos los candidatos son expresiones mas o menos matizadas de una oligarquía antinacional que nos impuso un modelo de país dependiente de la usura internacional, sin identidad, saqueado, y sin un autentico régimen representativo.

Pero también es cierto que el mero voto en blanco, o la abstención, tampoco pone en peligro al Sistema, por la sencilla razón que nadie lo tiene en cuenta. Por más que medio electorado no  vote, el Régimen sencillamente no registra este dato.

El voto negativo –por más alto que sea- no constituye ninguna opción si no existe una estructura orgánica que lo encuadre y lo conduzca en algún sentido.

Cuando se utilizó esta medida siempre fue transitoriamente y como expresión de una organización que lo encarnaba. Tal el caso de Hipolito Yrigoyen que se valió de la abstención electoral como medio de repudiar al régimen fraudulento y le dio a este recurso el carácter de una verdadera resistencia civil contra la opresión, lo que a la postre le otorgó el triunfo.

Solamente así tiene sentido este recurso. Es decir el voto en blanco o la abstención solo sirve si es promovido por una organización que lo encauza, y que puede reclamarlo como un capital propio.

Por ello desde aquí celebramos y apoyamos la iniciativa de nuestros camaradas de la Red Patriótica que están llevando a cabo una abstención militante y revolucionaria.

Por que cuando no hay un Bien para elegir, lo que cuadra es no elegir nada.


                                                                                          Edgardo Atilio Moreno
*Editorial revista Milo Nº 4

sábado, 15 de octubre de 2011

Actividad cultural


















El pasado 8 de octubre, en los salones de la biblioteca Agustín Alvarez, se llevó a cabo la presentación del numero 4 de la revista “Milo” y del libro “Seineldin el gran patriota” de Luis Razzolini.

Tanto la revista Milo, como el libro presentado, son una prueba mas de que el nacionalismo en Santiago del Estero, no solo esta vivo sino que esta planteando una lucha frontal y en todos los ámbitos al Régimen dominante; en este caso con producciones culturales de excelente nivel.

Cabe destacar que las charlas que brindaron los expositores fueron seguidas con gran interés por el público asistente. En especial la del camarada Razzolini, quien en forma muy amena trazó una emotiva semblanza de la personalidad del cnel. Mohamed Seineldin.

Este evento, que fue todo un éxito, fue organizado por el Circulo Nacionalista de Santiago del Estero y el partido Fuerza Patriótica.






miércoles, 12 de octubre de 2011

12 de octubre: DIA DE LA HISPANIDAD

"La mayor cosa despues de la creacion del mundo, sacando la Encarnacion y la muerte de quien lo crio, es el Descubrimiento de las Indias, y así las llaman Nuevo Mundo"

        Francisco Lopez de Gomara

Orgullosos de nuestra identidad hispano-catolica.

martes, 11 de octubre de 2011

Revista "Milo" Nº 4

Ya esta en los Kioscos el Nº 4 de "Milo". La voz del nacionalismo santiagueño.
En este numero:
Editorial: Ante las elecciones; de Edgardo Moreno
El progresismo es dinero; de Nestor Nuñez
Reportaje al mayor Hugo Abete
Cocinando una crisis; de Jose Olano
En busca de una Argentina industrializada; de Carlos Zerda
Cronica de un homenaje; de Zulma Escobar Gorosito
La idiotizacion de las masas; de Enrique Marañon.
Editada por el Circulo Nacionalista de Santiago del Estero

sábado, 1 de octubre de 2011

In memoriam: Juan Jose Bima

Al cumplirse el cuarto aniversario del fallecimiento de nuestro muy querido amigo y camarada Jose; honramos desde aqui su memoria y reproducimos un articulo publicado oportunamente.
¡¡JUAN JOSE BIMA, soldado de la Causa Nacional... PRESENTE!!

CAMINO DE LAS NUBES, UN NACIONALISTA VA

El pasado 1° de Octubre uno de los puntales del nacionalismo en Santiago del Estero partió a montar la guardia de los luceros. Dolorosa y grande perdida para los que quedamos. 

Nuestro querido camarada Juan José Bima provenía de esa minúscula porción sana de lo que fuera el peronismo.

Y por que sano, sanísimo era el, se alejó de aquellos a los que catalogaba de  bolcheviques, infiltrados y delincuentes.

Cuando lo conocimos, a principios de los noventa, no cesaba de comentarnos toda la bronca que se tuvo que tragar durante esos años en los que desde la soledad veía el rumbo que tomaba la Patria. 

Estaba en la búsqueda de alguna organización en la que pudiera concretar sus deseos de militar orgánicamente al servicio de la “Causa Nacional”, como a él le gustaba decir.

Muchísimas veces nos contó como en sus esporádicos viajes a Bs. As. había podido conocer algunas publicaciones que editaban grupos nacionalistas existentes por entonces, (Informaciones sobre Masonería, de Maguire; los folletos de editorial Milicia, de Rivaneras Carles, el periódico Alerta Nacional) con ellos formó su criterio, y aunque no llegó a militar en ninguna de aquellas agrupaciones siempre las miro con simpatía y expectativa.

Es que el camarada Bima tenía muchas esperanzas en un resurgimiento del nacionalismo. Por eso, a pesar de que cada frustración o defección le dolía en el alma,  siempre fue optimista.

Podría decirse de él que era un poco ingenuo, producto ello de su natural bondad. Pero no comía vidrio, tenia olfato. Cuando algo pintaba irremediablemente mal se alejaba sin decir nada, sin agraviar a nadie. Jamás se lo escucho hablar mal de un camarada.

Como a todo nacionalista le gustaba discutir con énfasis y acaloradamente pero jamás agredió a nadie, ni provoco divisiones pueriles, ni guardo rencor alguno.

En el año 92 fue candidato a diputado por el Modin; en el 93, candidato a Convencional Constituyente, y en el 94 a vice-Gobernador.

El pacto Rico-Duhalde lo desilusiono tremendamente, pero no abandono la militancia, busco nuevos instrumentos para seguir la lucha.

Pasó fugazmente, como no podía ser de otra manera, por el Partido Nacionalista Constitucional.

Formó parte del Instituto Arturo Jauretche, de notable labor en esta provincia.

Su admiración por el cnel. Seineldin lo llevo a integrarse al Mineii, ya cuando dicha organización agonizaba.

Siendo su profesión la de un humilde “canillita”, se dedicó a la actividad sindical, llegando a ser designado Secretario General del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas. Dicho cargo no fue obstáculo para su militancia nacionalista, es mas desde allí apoyó todas las actividades que el nacionalismo en Santiago del Estero emprendió.

Juan José Bima no solo fue un ejemplo de militante abnegado y perseverante sino que también fue un modelo de sindicalista.  

Durante todo el tiempo en que se desempeño  como Secretario general del Sindicato, continuo trabajando como lo hacia desde los 14 años, repartiendo diarios en su bicicleta desde las primeras horas de la madrugada cualesquiera fueran las inclemencias climáticas. Nunca hizo uso de privilegios ni acrecentó en un céntimo su patrimonio valiéndose del cargo. 

El nacionalismo podía enorgullecerse de este humilde trabajador que estaba entre los mejores de sus filas.

En el año 2006, José renovó sus esperanzas de primera hora sumándose alegremente a una nueva estructura, el partido Fuerza Patriótica, organización por la que fue candidato a concejal.

En realidad las candidaturas y los cargos no le interesaban, los tomaba como un acto de servicio, solo le interesaba la vigencia del ideario, por ello alentaba constantemente a las nuevas generaciones de militantes a no bajar los brazos.

En esta breve y pobre crónica de su militancia podemos intuir sus virtudes. Pero digámoslas explícitamente.

José Bima fue un gran patriota, un cristiano fiel, un excelente amigo, un hombre honradísimo, un buen padre y esposo. Su corazón era noble y generoso, siempre dispuesto para la limosna frecuente (esa que borra multitud de pecados) y para el aporte solidario. Nunca le deseo el mal a nadie, al contrario procuro hacer el bien. En su alma no había maldad alguna.

Por eso al entrar al Reino de los Cielos, seguramente con esa “camisa negra” que tan orgullosamente solía vestir, el Buen Dios al ver su simpática y campechana estampa le habrá dicho: “Bienaventurados los de corazón limpio, pues ellos verán a Dios”.

Descansa en paz querido amigo y camarada José, tus hermanos en el buen combate no te olvidaran.

Edgardo Atilio Moreno

lunes, 19 de septiembre de 2011

EL NACIONALISMO Y LA REVOLUCION CULTURAL


Los nacionalistas argentinos tenemos por delante no solo el tremendo desafío de construir una herramienta política que nos permita poner al Estado al servicio de la Nación; sino que además, y a tenor del tremendo impulso que en los últimos tiempos ha tomado la revolución anticristiana, debemos arbitrar los medios para librar una guerra de índole cultural.

En efecto, no solo la sociedad política esta controlada por los gerentes del Poder Mundial; sino también lo esta la denominada sociedad civil.

Esto se ve claramente en el ámbito de la cultura y especialmente en los “think tanks” (o como corresponde, “laboratorios de ideas”); lugares en donde predominan las tendencias disolventes de la contracultura neomarxista y gramsciana.

Estas expresiones ideológicas financiadas por el supracapitalismo, a pesar de su apariencia contestataria, no son más que los últimos detritos del Iluminismo; y como tales su función principal es la de corroer el Orden Natural e impedir cualquier reacción en contra del Sistema de Dominación.

Es por esta razón que los nacionalistas nos vemos en la obligación de realizar en forma perentoria, y con los modestos medios a nuestro alcance, diversas acciones de resistencia frente a una cultura hegemónica y totalitaria de signo adverso.

Es cierto que en el pasado el nacionalismo logró mucho en el ámbito de la cultura, sobre todo en el terreno historiográfico, sin embargo hoy todo ello se ha perdido.

Prueba de lo que afirmamos es la aceptación – o por lo menos la falta de reacción- por parte de nuestra sociedad de las numerosas leyes anticristianas hoy vigentes (incluyendo las por venir), así como la decadencia del sistema educativo y la podredumbre que divulgan los medios de comunicación.

Salvo rarísimas excepciones, que en general son marginales, todo lo que actualmente se respira en el ámbito de la cultura esta contaminado.

En todas las producciones culturales campea el más crudo materialismo, antropocentrismo e inmanentismo.

Muy poco queda de la cosmovisión trascendentalista y teocéntrica que moldeo nuestra cultura fundacional y nuestro Ser Nacional.

La revolución anticristiana, desatada con la locura francesa de 1789, ha ido destruyendo una a una las  instituciones cristianas y los valores que vertebran a toda sociedad sana.

Y si bien la tarea la comenzó el liberalismo decimononico y la masonería; a partir de la segunda mitad del siglo pasado fue el marxismo el que gradualmente ha ido  desmantelando la mentalidad católica de las sociedades occidentales y el sentido común del hombre moderno.

Instigadores de esta faena fueron hombres como Antonio Gramsci y los miembros de la escuela de Frankfurt,  Max Horkheimer, Teodoro Adorno, Herbert Marcuse y compañía; los cuales advirtieron que la revolución bolchevique no triunfaría, ni se mantendría en el poder, si antes no destruían el sentido común de la humanidad y eliminaban aquellos vestigios de cultura cristiana que aun quedaban en el siglo XX.

A partir de entonces todos los ataques contra la Fe y el orden natural tienen como principales ejecutores a estos personajes que generalmente ocultan su ideología haciéndose llamar progresistas; y que en nombre de los derechos humanos y de la libertad han impulsado la destrucción de la familia, el matrimonio homosexual, la liberalizacion de las drogas, el aborto, la eutanasia y el auge de todo tipo de aberraciones e inmoralidades.

De modo pues que la tremenda crisis moral por la que atraviesa nuestra sociedad no es una simple y coyuntural corrupción de las costumbres sino el resultado de la aplicación de doctrinas que promueven una verdadera revolución cultural de contenido anticristiano. De ahí la necesidad de encarar con seriedad una labor cultural destinada a difundir y defender la Verdad y la Belleza, dos de los nombres del Dios que odian los revolucionarios.

De más esta decir que plantear esto no significa desentendernos de la  militancia política; a tenor del conocido adagio: formación para la acción, en la acción.

Efectivamente, si queremos que el Estado argentino se ponga al servicio del bien común y de los intereses nacionales tenemos que incidir en el ambiente en cual se forma la clase dirigente de nuestro país. Y dado que nuestros políticos no vienen de otro planeta, sino que salen de esta sociedad, de este pueblo, y de esta cultura; no tenemos otra que enfocarnos en esta tarea.

Recordemos que en el orden natural de las cosas la política domina a la economía, y a su vez la cultura determina a estas dos. Por eso los gobiernos y los planes económicos pueden pasar fácilmente, mientras que la cultura queda.  Y esto es tan así que hasta el enemigo lo comprendió. 

                                                                                                            Edgardo Atilio Moreno

Editorial Revista Milo Nº 3

sábado, 10 de septiembre de 2011

EL PROGRESISMO EN LAS FILAS

En la escena final de la Hollywoodense película Valkiria (con Tom Cruise como el principal protagonista); cuando son atrapados los que conspiraban contra Adolfo Hitler; el ex Jefe del Estado Mayor Alemán, General Ludwing Beck, solicita un arma para darse un tiro en la sien y antes de jalar el gatillo, lanza esta poética frase: “Sueño con tiempos mejores”.

Pues bien, nuestro Ejército se suicida asimismo soñando en las viejas gestas heroicas, desde las Invasiones Inglesas hasta Malvinas; al permitir entre sus filas el primer casamiento homosexual de dos oficiales de alto rango. Seguramente el Coronel Seineldin, a quien Dios nuestro Señor lo tenga a su diestra, estaría aliviado por haber partido antes de ver como su entrañable Ejercito Argentino se ve corroído por el progresismo gramsciano y la inmoralidad, lamentablemente aceptada por el chupamedismo de la actual jerarquía castrense.

Por supuesto que no hay que envolver a todos en esta observación, porque de seguro  hay quienes aun añoran por recuperar la dignidad de una Institución más vieja que la propia Patria Argentina; pero la realidad es que estos hoy no tienen ninguna incidencia dentro de la Fuerza.

Ahora, quienes mandan han decidido ser más compatibles con las directivas del Nuevo Orden Mundial, donde la discriminación es inaceptable, por lo que permitir el matrimonio homosexual o lésbico entre las filas del Ejército es un signo más de que las virtudes y los valores ya no son cualidades necesarias para defender a la Patria. El soldado ya no es más el paradigma del guerrero cristiano o de la “masculinidad avasallante” pues hay también  “maricones” que pelean.

Por supuesto que permitir el “Matrimonio Homosexual”, es una aberración anticristiana para quienes han sido formados en la Fé de Cristo, porque aquel que desea servir a la Patria, antes que nada comprende que sirve primero a Dios; y que es éste quien le encomienda defender -e inclusive a dar su propia vida si es necesario-, a quienes son su prójimo, todo por amor a Cristo.

Ahora bien, la homosexualidad es una rebeldía contra Dios y contra el Orden Natural, en consecuencia un soldado homosexual es inaceptable en las filas, porque no responde a la obediencia debida de la autoridad del Señor Jesucristo. La principal arma del soldado, no se equivoque, es la Biblia y no el fusil. Por la sencilla razón que Dios es el que da la victoria.

El progresismo en la filas del Ejercito, esta dando ya sus últimos pasos para eliminar todo vestigio de formación cristiana en los soldados, para que estos en vez de gritar “Dios y Patria…o Muerte”, digan: “Libertad, Igualdad y Fraternidad…o Muerte”.

Enrique F. Marañón (h)

martes, 6 de septiembre de 2011

HOMENAJE A SEINELDIN EN SANTIAGO DEL ESTERO

El día 2 de septiembre de 2011, se realizó un homenaje a Mohamed Alí Seineldín.
En el acto, en el cual se contó con la presencia del My Hugo Reinaldo Abete y la productora rosarina de televisión, la señora Cecilia Valenti, además de dirigentes nacionalistas locales, fue recordado el jefe militar "carapintada".
En horas de la mañana de esa misma jornada, se realizó en la Capilla "Virgen del Rosario" una Misa rogando por el descanso de su alma.
Luego de la Misa, se desarrolló una reunion en una finca a las afueras de Santiago, lugar donde el Coronel Seineldin solia reunirse con sus amigos santiagueños. Allí hubo varias charlas a cargo de un panel integrado por el mayor Abete, Cecilia Valenti, la dra. Zulma Escobar Gorocito y Sergio Pereyra. Entre los asistentes al encuentro, también estuvo el dirigente nacionalista local, Dr. Edgardo Atilio Moreno, y el director del periodico "Milo", el contador Enrique Marañon.
Al final de las mismas se compartió un asado de camaradería.
En horas de la tarde se efectuo una ofrenda floral en el monumento al veterano de Malvinas.
Los actos estuvieron organizados por la Comision de Homenaje Permanente al Cnel Seineldin, que presiden los Sres. Eduardo Allub y Luis Razzolini.

viernes, 2 de septiembre de 2011

EL REINO DE LAS TINIEBLAS


"País inseguro, dominado por el terror de las mafias."


El hallazgo macabro del cuerpecito de la infanta Candela Rodríguez, pone punto final a una mediática y desesperada búsqueda por la pequeña; de quien en un principio se pensó había sido victima de la “trata de personas”, para luego abruptamente barajar la hipótesis de una ajuste de cuentas de tinte mafioso, hacia su padre quien catorce meses atrás fue condenado a tres años de prisión por pertenecer a un grupo minúsculo pero altamente peligroso de “piratas del asfalto”.-
Comienzan ahora las marchas, los reclamos, los reiteradísimos pedidos de seguridad, justicia, cárcel para los culpables, etc., al igual que el “Caso Alex Blumberg” con la presencia de miles de personas arrojadas a la calle indignadas por el avance de la inseguridad en la sociedad argentina. 
Ahora bien, el casi 51% de los que votaron la continuidad de un gobierno que ve pasar o tolera este gravísimo flagelo, por el mero hecho de ser los paladines defensores de los “Derechos Humanos”, ¿seguirá sin abrir sus ojos ante este “Reino de las Tinieblas”, dominado por los intereses de las organizaciones delictivas que trafican droga, órganos, bebés o niños para prostituirse? ¿Acaso todo pasa por la “supuesta” mejora del poder adquisitivo de quienes cobran los plancitos sociales que les permita comprar un plasma, ver futbol para todos, escuchar cumbia villera y viva la Patria K?.-
Este gobierno populista y seudo progresista, es el auténtico cómplice del auge de estas inmundas hordas mafiosas, con su laissez faire, laissez passer liberal y masónico; que apela a la cobardía repudiada por nuestro Señor Jesucristo, en su emblemático Sermón de la Montaña: “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán saciados” Mt.5, 3-10. Bienaventurados a los valientes que buscan la justicia, que pelean inclusive hasta dar su propia vida para que Reine la Luz de Cristo Rey y no las Tinieblas del maligno.-
La cobardía es inaceptable en una sociedad cristiana y menos en el nacionalismo que profesa la defensa de Dios, la Patria y la Familia.
Por eso Camaradas, sigamos luchando para derrotar a esta falacia de sistema democrático liberal que tolera la desbordante canallada de las Madre de Plaza de Mayo y los Schoklender; que apaña a la delincuencia, a las organizaciones narco, y a las mafias; que ha instalado el clientelismo político con sus espurios negociados; que pervierte a los jóvenes  con “Tinellandia” y entretiene a una masa boba y no pensante con el “Fútbol para Todos”.
Revuela en mi mente una lapidaria frase casi profética de nuestro querido y siempre presente Coronel Seineldin que próximo a cumplirse un nuevo aniversario de su paso a la inmortalidad, supo decir: “No estamos en condiciones de proteger los valores culturales y espirituales de la Patria; no estamos en condiciones de proteger el territorio; no estamos en condiciones de proteger las riquezas alimenticias, energéticas y de interés geopolítico. Y tampoco estamos en condiciones de defender a los habitantes; que ya comienzan a sentirse desprotegidos”. Es nuestro deber revertir lo que el Coronel ya presentía como el fin de nuestra Nación.

Enrique F. Marañon

martes, 30 de agosto de 2011

Nuevo contexto de lucha en la disolucion del mundo moderno

Por: Carlos Alberto Zerda

Podríamos establecer sin lugar a dudas que el acontecimiento mas significativo que ha sucedido en el siglo XX y que ha marcado una aceleración disolutoria de nuestros tiempos fue la caída del muro de Berlín y el consecuente derrumbe del régimen comunista soviético constituido a partir de la revolución del año 17. Como sabemos este hecho estuvo lejos de significar un signo positivo, de normalización y de resolución de los conflictos según la tesis de Fukuyama tan divulgada en los años 90, ni tampoco como han creído algunos la fase final de la caída de nuestra civilización.
La presencia física de este muro generaba por reacción una tensión dialéctica entre ambos bandos. El comunismo permitía reproducir en el occidente liberal valores que este había sustentado  en su apogeo y que gracias a la presencia de aquel podían seguir vivos. En efecto el principal ideal que enarbolara la ideología liberal en su antagonismo en contra del absolutismo monárquico fue el de la libertad, comprendida también como sinónimo de tolerancia y respeto por la diversidad de opiniones…
Expresaba Voltaire : "Rechazo tus ideas, pero estaría dispuesto a dar la vida para que puedas seguir sustentándolas con libertad", es un apotegma del liberalismo y por el cual era licito incluso a un hombre de la tradición batirse en su defensa aun sin adherir a esta ideología. El comunismo representaba el totalitarismo del estado que no respetaba las diferencias, que perseguía y reprimía a los opositores con cárceles, campos de trabajo forzado, "reeducación”, asesinatos masivos y hasta clínicas psiquiatricas a fin de que estos se “curaran del error” ... Y esta actitud generaba en su tensión un rescate y valorización propia del liberalismo en sus orígenes. El comunismo a su vez por reacción contraria rechazaba del capitalismo el egoísmo económico, el  decadentismo burgués de una vida pensada en tan solo en la función del bienestar y rechazaba pues el ideal de una libertad cuya única meta era el confort individual.
Al caer el muro no solo cayó el comunismo, sino que cayeron los dos grandes ideales trunco que aun tenia el mundo, pero ideales al fin:
El de una libertad sin trascendencia y el de una justicia pero limitada al terreno de la mera economía .Y la consecuencia ha sido no el triunfo del liberalismo sino el de un tipo de hombre que ha tomado de los dos sistemas lo peor que los mismos poseen:
Un liberalismo sin libertad que es una sociedad  totalitaria en donde han desaparecido los pluralismos en la cual una sola ideología es posible: LA DEMOCRACIA
A la cual se ha llegado a divinificar en una altar sagrado y en cuya defensa todos los medio represivos son posibles y aceptables no pudiendo haber alguien que tan solo piense en la posibilidad de algo diferente, por lo tanto, convertida en un totalitarismo moderno de una manera muy parecida a la del abatido comunismo. Hoy en día en nuestra Argentina se ha impuesto la modalidad de condenar a una persona “no democrática” o “poco democrática” o con “déficit de democracia”, a seguir cursos obligatorios de Derechos Humanos, que son la contra partida de los que en el sistema soviético eran los campos de reeducación política. Pero no solamente el Liberalismo se ha Sovietizado, gracias a la caída del muro, ha sucedido también que del mismo modo el comunismo en su conjunto se ha aburguesado, ha perdido su ideal de justicia que aun lo movilizaba y lo ponía en antitesis respecto de la sociedad burguesa, llegando a compartir los mismos ideales decadentistas, antes criticados del mundo capitalista. Por lo tanto tenemos así una sociedad que ha arribado a una síntesis entre las dos ideologías tomando del comunismo su totalitarismo y del capitalismo su afán por el lucro y las ganancias. Esta síntesis cáustica a generado un modelo de hombre sin metas lejanas:
 La libertad, el progreso, la igualdad, la justicia social otrora ideales del liberalismo como del comunismo son cosas que ya no le interesan, el individualismo, en su sentido mas chato y minúsculo lo ha invadido todo. Han desaparecido de esta sociedad los ideales hasta los mas bajos y absurdos pero que mediatizaban la vida de los hombres, vinculándola mas allá del mero presente. Se trata ahora de vivir de la mejor manera posible y de disfrutar del mejor modo el instante tratando de prolongarlo lo mas que se pueda y de hacerlo cada vez mas placentero, hasta se ha inventado una filosofía que ha decretado no solo la imposibilidad sino aun la renuencia por descubrir y hallar la verdad, lo cual es calificado por algo autoritario e incluso pernicioso para la felicidad  de la persona ! .
La consecuencia de todo esto es un tipo de hombre diferente, nunca antes registrado por la historia, no reacciona nunca ante una injusticia, se resignará todo siempre y cuando no lo molesten, se imita al animal, pero el de rebaño, no se quiere ser molestado con tal de apacentarse libremente, y esto sucede principalmente por que este hombre carece de vida interior. Estamos pues sin duda en el mundo del caos y una de las características del mismo es justamente la absoluta imprevisibilidad y por lo tanto la inseguridad y ello va aparejado a su vez con el hecho de que este hombre a perdido la capacidad asombrarse y por lo tanto de reaccionar. Lamentablemente esto no solo lo extendemos a la gran masa, al pueblo sino lo mas grave de todo es que ello acontezca aun en personas que por su calificación o sus posibilidades deberían tener una mayor apertura de horizontes.
Este articulo va dirigido a todos aquellos que a pesar de estar en absoluta antitesis con este mundo moderno en disolución y que lamentablemente nuestra querida patria está en la avanzada gracias al accionar diligente de los lacayos del nuevo orden internacional que nos gobierna ,hemos decidido seguir adelante y vivir en el y que ante los fenómenos destructivos y de disolución ,hagamos como los antiguos alquimistas de ser capaces de convertir el veneno en remedio, el plomo en oro y que finalmente podamos afirmar con orgullo que aquello que nos destruye sirve por el contrario para hacernos mas fuertes .

Articulo publicado en Revista Milo Nº 1